Noticias de Innovación y tecnología en tu email

Recibe cada día las noticias más relevantes directamente en tu email.

CERRAR

Noticias de Tecnología e Innovación

Innovacion: noticias de tecnologia, masters y cursos
Desde Arnedo al mundo

Javier Oñate Director General de CTCR concedió a INNOVAticias una instructiva entrevista en la cual aprendimos mucho sobre innovación, crecimiento, superación y la historia de cómo llegaron a ser uno de los Centros tecnológicos más significativos de España y Europa. CTCR está en Calle Raposal Nº 65, CP: 26580 Arnedo, La Rioja y su teléfono es: 941 38 58 70.

Enviado por: INNOVAticias.com / Red / Agencias, 05/01/2017, 11:44 h | (175) veces leída

INNOVAticias: ¿Qué circunstancias se dieron para que surgiera la necesidad de crear el CTCR?

Javier Oñate: Para entender mejor el “antes” y comprender así el origen del Centro Tecnológico del Calzado de La Rioja debemos echar la mirada atrás, concretamente hasta los años 50 y situarnos en una localidad de 15.000 habitantes, Arnedo, en La Rioja, donde el progreso ejemplar de una de sus empresas supondría la consolidación de uno de los motores económicos de la comarca: la empresa Sevillas S.A, con más de 700 trabajadores, marcó un antes y un después para la industria del calzado que viviría así su primera transformación.

A partir de ese momento y de los propios departamentos de esa empresa, empiezan a surgir emprendedores que a la larga se convertirían en las prestigiosas firmas zapateras que hoy lideran los mercados nacionales e internacionales.

Llegado el año 2000, Arnedo y su comarca contaba con más de 100 firmas zapateras divididas en dos subsectores bien definidos por tipología de producto: calzado moda outdoor y calzado de uso profesional o calzado de seguridad.

También en ese mismo año, la Asociación de Industrias del Calzado y Conexas de La Rioja, Aiccor (la patronal que engloba a fabricantes de calzado e industrias auxiliares en La Rioja) cambió sus órganos de gestión, pasando a dirigirla D. Basilio García en la figura de Presidente, así como yo mismo, en el cargo de secretario ejecutivo.

Tras un tiempo estudiando el sector, así como sus retos futuros y, concretamente, un año después de entrar en el cargo, detectamos que la industria estaba experimentando un crecimiento considerable y que había asentado las bases para emprender el camino de la exportación.

Estábamos de acuerdo en que era necesario alcanzar la tan ansiada competitividad a través de la diferenciación y, lógicamente, de la eficiencia productiva. Por tanto, y teniendo un proyecto muy claro para conseguirlo, propusimos al Gobierno de La Rioja la creación de una herramienta que “a la postre” resultase claramente necesaria para la diferenciación del sector en todos sus ámbitos; estamos hablando de la creación de lo que hoy es el CTCR.

En 2002 teníamos un primer esbozo para la puesta en marcha del Centro, aunque no es hasta 2004-2005 cuando la propuesta al Gobierno de La Rioja tomó forma. Lo teníamos todo muy estudiado y perfilado, tanto el plan de negocio, como los clientes y las necesidades.

Disponíamos del contenido, pero no del continente, pero no nos importaba en ese momento. Teníamos claro que debíamos crear algo que desde su inicio se dedicara al fin para el que estaba creado y que no fuera dando vueltas absurdas que no condujeran a ningún lado.  Así y tras múltiples reuniones, idas y venidas, el 16 de enero de 2007 se inauguró un Centro Tecnológico que nada tiene que ver con lo que hoy es.

Si bien las limitaciones de entonces no nos permitían crecer, por la “inmadurez” que en cierto modo todavía teníamos, hoy, podemos presumir de ser un Centro Tecnológico referente en investigación y capaz de ofrecer soluciones integrales multidisciplinares, además de albergar los mejores laboratorios del norte de España.

INNOVAticias: ¿Cuáles es la misión fundamental de CTCR?

Javier Oñate: En el CTCR tenemos muy claro nuestro objetivo, que a pesar de lo que acabo de comentar, sí que se mantiene tal cual desde los inicios hasta la actualidad: generar valor añadido a través de la investigación, el desarrollo y la innovación y, en consecuencia, incrementar la competitividad de las empresas a nivel nacional e internacional.

Trabajando en ello llevamos 10 años, toda una década de experiencia gestionando proyectos de futuro. Hoy, podemos afirmar ya que somos un ente europeizado, que ha dado un paso de gigante y que tras unos años de transición está aplicando con éxito un nuevo modelo de hacer innovación, más ambicioso si cabe y que así está plasmado en el Plan Estratégico 2016-2020.

INNOVAticias: ¿Qué cifras son entonces las que reflejan ese salto tan significativo?

Javier Oñate: Como bien dices el cambio ha sido significativo en todos los recursos que componen el CTCR. Estamos hablando de recursos en el sentido más amplio del término, englobando aspectos técnicos, económicos, humanos, etc.

Si bien nuestra andadura comienza con 5 personas, un presupuesto que no alcanzaba el medio millón de euros, unos recursos técnicos limitados y una cartera de cliente muy reducida, hoy podemos presumir de contar con una plantilla multidisciplinar de 30 personas, manejar un presupuesto que sobrepasa los dos millones de euros, tener en cartera más de 140 empresas socias y, sobre todo, haber gestionado más de 160 proyectos de diferente índole.

INNOVAticias: ¿Qué tipo de servicios ofrecen?

Javier Oñate: En términos generales, más que servicios, nos gusta hablar de soluciones integrales para las empresas. Si bien es cierto que, poco a poco, queremos empezar a diversificar determinadas acciones, replicando propuestas concretas en otros sectores productivos, tampoco debemos olvidar qué somos y a quién nos debemos.  Seguiremos siendo especialistas en el sector calzado, aunque permaneceremos abiertos a aquellos que puedan encontrar en nosotros la solución más idónea.

Concretamente, nuestra razón de ser es el desarrollo de proyectos en base a cuatro líneas de investigación: nanotecnología, medio ambiente y/o sostenibilidad, TIC´s y Electrónica y Automática. Para nosotros, cada una de estas áreas destaca de una manera u otra por sus resultados, implicando, entre otros, la reducción de costes para la empresa, la mejora de su productividad, la personalización de sus zapatos, la adecuación al ámbito ambiental o tecnológico, y, en definitiva, si por algo destacan es por permitir la diferenciación de cada empresa.

Aparte de ello, nuestras capacidades también van enfocadas a orientar al cliente en lo que a moda o pronósticos de tendencias se refiere, internacionalización y búsqueda de mercados emergentes para la exportación, la adecuación al ámbito digital y la adaptación a la revolución industrial 4.0, la certificación para la garantía de la calidad de sus productos o la reconversión de sus compañías hacia el ámbito de la responsabilidad social corporativa y medioambiental.

Asimismo, la formación ocupa un lugar destacado puesto que disponemos de una amplia oferta de cursos y experiencias formativas de valor pensadas para que las empresas den los pasos adecuados en su camino hacia la excelencia, para que los profesionales (tanto si están en activo como desempleados) den un mayor valor a su perfil y a su cualificación profesional y para que lo estudiantes y graduados recientes tomen contacto con el “mundo real” de las empresas y de la innovación. Tal es así, que el CTCR ha formado a 3.538 personas a través de 2.510 horas impartidas.

INNOVAticias: Considerando la relevancia que hoy en día se le otorga a la formación ¿de qué forma se imparte y cuál es la oferta de CTCR?

Javier Oñate: La adquisición de nuevos conocimientos en relación a los avances tecnológicos, de gestión y legislativos es uno de los pilares que sustenta el desarrollo y crecimiento de las empresas. Esa es nuestra opinión y en base a ello apostamos por el diseño y puesta en marcha de acciones formativas que permitan a cualquier persona, adquirir los conocimientos necesarios para fundamentar las bases de su mejora continua.

La formación que ofertamos se centra en nuestros principales ámbitos de actividad y se articula en cuatro tipos de acciones: por un lado, formación a medida acorde a las necesidades exigidas, por otro cursos presenciales impartidos en las instalaciones del CTCR y dirigidos a aquellos profesionales que necesiten adquirir determinadas competencias y capacidades de inmediato y, además, jornadas o sesiones monográficas sobre resultados de proyectos, avances, servicios y novedades del mercado, así como otros temas de interés para las empresas.

Como añadido, en 2015 incorporamos la denominada modalidad e-learning o teleformación, con cada vez mayor aceptación y que tiene como objetivo que cada alumno cuente con de manera virtual el apoyo de tutores-formadores y de otro tipo de recursos.

INNOVAticias: ¿Cómo vislumbran que será el futuro de la tecnología y la innovación en nuestro país, de acuerdo a vuestra experiencia? ¿Están las pymes preparadas para ello?

Javier Oñate: Está claro que la tecnología avanza y que soportes tecnológicos como nosotros vamos por delante de las capacidades de la gran mayoría de las empresas. Somos conscientes de ello, pero también creemos que toda pyme puede comenzar a implantar la I+D+i de un modo u otro.

Innovar no siempre supone una gran inversión, que es como en muchos casos se suele plantear. Hay modelos de financiación muy efectivos y que por nuestra experiencia pueden ser aprovechados por aquellos que se lo plantean como algo costoso e inaccesible. Creemos en la capacidad de reconversión hacia el liderazgo tecnológico, también en el riesgo que ello conlleva, pero más todavía creemos en el valor que ello aporta.

Lógicamente, nosotros defendemos el futuro de la tecnología, pero también el presente; es la realidad y por tanto, nosotros somos los que tenemos que dar sentido a la automatización, la digitalización, la personalización del producto de acuerdo a los requerimientos del cliente, la conectividad, etc.

Y para dar sentido a todos estos conceptos debemos entender las tendencias que, desde nuestro punto de vista, marcarán los próximos años: irán orientadas a lo medioambiental, el ecodiseño, el reciclaje, la reducción de la contaminación, el aprovechamiento de los residuos, pero también la electrónica embebida, el desarrollo de wereables o de softwares a medida, las tecnologías de radiofrecuencia para el control de la logística y la distribución, la implantación de la realidad aumentada y virtual, la visualización en 360º y la impresión en 3D, así como las nuevas vías para la comercialización online.

Tampoco podemos olvidar la mejora de las propiedades de los productos gracias a la tan en auge nanotecnología: textiles inteligentes, materiales superhidrofóbos y omnifóbicos, tintes crómicos, polímeros capaces de auto-regenerarse… en definitiva, todo aquello que repercute hacia una fabricación más funcional, ágil y productiva y hacia la obtención de productos de mayor calidad y diferenciación.

Tras concluir sus estudios superiores en Ciencias Empresariales en la Universidad de La Rioja, Javier Oñate se incorporó al sector calzado y conexo con intención de proyectar su futuro en la industria zapatera. Y así fue. Concretamente, su visión emprendedora y trabajo en varias empresas de calzado, le impulsaron a asumir con mayor pasión si cabe la necesidad de desarrollar estas habilidades en un sector agrupado por la Asociación de Industrias del Calzado y Conexas de La Rioja, AICCOR. Desde entonces, ha intentado otorgar un aire dinámico a uno de los ámbitos que mayor riqueza genera en la comunidad riojana, el calzado, y tras siete años de intensa y ambiciosa labor en el citado colectivo, ocupando el cargo de Secretario General, fue nombrado Director-Gerente del Centro Tecnológico del Calzado de La Rioja, CTCR, hasta la actualidad, diez años ya desde su puesta en marcha.

Durante este tiempo ha participado en múltiples congresos nacionales e internacionales, habiendo sido invitado como ponente y conferenciante en varios de ellos, no sólo vinculados al sector calzado como tal sino como experto en otros temas más genéricos vinculados a los distintos ámbitos que abarca la I+D+i.

Asimismo, puede presumir de coordinar, con éxito, el trabajo al frente de equipos multidisciplinares, por supuesto, como responsable de la gestión de numerosos proyectos de innovación, desarrollados en el CTCR, y relacionados con la industria 4.0 en todas sus vertientes. En definitiva, destaca por su iniciativa o ambición, demostrada durante su larga trayectoria como Director General del Centro Tecnológico del Calzado de La Rioja.





Envíe su Comentario
SU NOMBRE:
SU E-MAIL:
SU COMENTARIO: