Salud defiende la "equidad" en la investigación biomédica para que todos los pacientes accedan a terapias innovadoras

Noticias de Innovación y tecnología en tu email

Recibe cada día las noticias más relevantes directamente en tu email.

CERRAR

Noticias de Tecnología e Innovación

Innovacion: noticias de tecnologia, masters y cursos
Salud defiende la "equidad" en la investigación biomédica para que todos los pacientes accedan a terapias innovadoras

"Esto proporciona una rentabilidad al sistema sanitario, ya que al situarse la investigación y la innovación entre los objetivos de los profesionales asistenciales, se mejoran los resultados en salud y la excelencia de los profesionales", ha dicho.

Enviado por: INNOVAticias.com / Red / Agencias, 19/05/2017, 14:50 h | (22) veces leída
El consejero de Salud, Aquilino Alonso, ha defendido este jueves en comisión parlamentaria la "equidad" en la investigación biomédica para que todos los pacientes accedan a terapias innovadoras. Junto a ello, y durante el balance realizado del sistema de I+D+i sanitario, el titular de Salud ha puesto en valor que Andalucía ha convertido el ámbito de la investigación en una línea de producción más del sistema sanitario que permite que los profesionales estén en la vanguardia de sus áreas de especialización e incorporen las últimas novedades y técnicas en su labor asistencial.
"Esto proporciona una rentabilidad al sistema sanitario, ya que al situarse la investigación y la innovación entre los objetivos de los profesionales asistenciales, se mejoran los resultados en salud y la excelencia de los profesionales", ha dicho.
El consejero ha destacado que el presupuesto total de 2017 destinado a investigación biomédica se ha incrementado un 17 por ciento (en 13 millones de euros) hasta alcanzar los 88,1 millones de euros, lo cual ha sido posible gracias a la mayor captación de fondos a través de ensayos clínicos o convocatorias competitivas. Además, ha señalado que, en dos años, el volumen de recursos dedicados a la investigación en Andalucía ha crecido más de un 30 por ciento.
Alonso ha resaltado que desde el Gobierno andaluz se considera que la inversión en investigación es la mejor manera de contribuir a la sostenibilidad de la sanidad pública y al crecimiento económico basado en el conocimiento. "En Andalucía, la I+D+i en salud está siendo motor de desarrollo integral, al facilitar la competitividad del tejido industrial, la creación de empleo mediante la generación de nuevos productos, tecnologías y servicios de alto valor añadido", ha asegurado.
El responsable sanitario ha puesto de relieve que el Sistema Sanitario Público de Andalucía es la primera entidad española en patentes en el sector salud y que se han realizado 827 registros de propiedad industrial e intelectual, además de 34 expedientes de knowhow.
Asimismo, se cuenta con 355 acuerdos de colaboración público-privada que han supuesto unos ingresos a los grupos de investigación del SSPA de 22,4 millones de euros y una inversión total desarrollo de tecnologías cercana a 100 millones; se han creado 22 empresas de base tecnológicas que han generado 33 empleos de alta cualificación; se han firmado un total de 122 acuerdos de licencia, que han supuesto unos ingresos por ventas de las tecnologías licenciadas de 14,27 millones de euros obtenidas por los 27 productos en comercialización actuales, así como lacreación de nuevos empleos, y la inversión por parte de la industria de casi 13,5 millones de euros, de los que más de 12,5 millones han sido para el desarrollo y 870.000 euros para la puesta en mercado de los productos, tecnologías o servicios licenciados.
El consejero ha resaltado que todas las convocatorias andaluzas son competitivas, y se evalúan tanto en la fase de selección como una vez finalizado el proyecto. Asimismo, todos los grupos de investigación, los centros y los institutos, deben trabajar bajo el mismo principio de excelencia. Para ello, cuatro institutos han sido acreditados y, en el acuerdo de gestión con las unidades de gestión clínica, se incluyenobjetivos evaluables de investigación.
BALANCE ESTRATEGIA I+I Y RETOS FUTUROS
Alonso ha ofrecido las principales conclusiones y resultados sobre la evaluación intermedia de la Estrategia I+i 2014-2018, realizada en 2017, destacando que la producción científica ha aumentado en un 20 por ciento desde el comienzo de la Estrategia. Asimismo, se ha producido un aumento de un 25 por ciento en el número de grupos en redes de investigación de excelencia, de modo que en 2016 fueron 70 los grupos en Retics y 45 los grupos en Ciber.
En paralelo, los proyectos internacionales han pasado de 20 a 37 y se ha incrementado el número de ensayos clínicos activos, hasta alcanzar 3.718 en 2016, con un 20 por ciento de ensayos independientes. Junto a ello, se ha mejorado la orientación de la investigación hacia problemas de salud prioritarios al tiempo que se ha aumentado el grado de cumplimiento de los objetivos de investigación del contrato programa.
Además, también hay que destacar el incremento en el número de investigadores de carrera y de personal técnico en las entidades de apoyo a la investigación de modo que actualmente se dispone de 250 investigadores y 145 intensificaciones. Alonso se ha referido a una estrategia de compra pública innovadora en la que se está trabajando y que permitirá afrontar la modernización del sistema de acuerdo a los retos que se plantean, como la medicina personalizada, la gestión masiva de los datos o el funcionamiento en red de todos los centros.
INVESTIGACIÓN EN RED
El titular de Salud ha afirmado que la investigación biomédica es "cada vez más una investigación en red", lo que se fomenta desde la Consejería con la participación en proyectos conjuntos y la colaboración en redes nacionales e internacionales. Esta investigación cooperativa produce un efecto multiplicador beneficioso porque "es tan importante lo que descubrimos como el saber lo que otros están descubriendo para mejorar la práctica clínica".
La sanidad pública andaluza cuenta con más de 200 grupos de investigación, de los que aproximadamente el 50 por ciento han sido incluidos en redes de calidad como Retics o Ciber. Además, se ha creado la red de fundaciones gestoras, que permite la gestión de todos estos recursos trabajando en red. En la convocatoria general de subvenciones para investigación biomédica de 2017, que cuenta con seis millones de euros, se ha dedicado 1,5 millones a proyectos de investigación colaborativos.
Además, el consejero ha querido destacar el área de investigación secundaria, que se basa en otras investigaciones y permite extraer y sintetizar de forma sistemática el conocimiento y las mejores evidencias científicas disponibles para saber qué prácticas, procedimientos o tecnologías sanitarias se deben incorporar a la práctica clínica.
El consejero se ha referido también a la importancia creciente de la investigación clínica en Andalucía, cuyo programa tiene por objetivo avanzar en este tipo de investigación en red, aumentando la participación en ensayos clínicos y con un registro de voluntarios para participar en los mismos.
Alonso ha resaltado la capacidad de la sanidad pública andaluza como espacio de investigación clínica, con cerca de 4.000 ensayos clínicos activos, y con infraestructura para los ensayos de fases I y II, los de mayor dificultad y valor añadido, que ya alcanza a cerca del 20 por ciento de los ensayos. Finalmente, ha resaltado que en 2017 se revisará la normativa de los Comités de Ética de la Investigación para adecuarlos a los cambios europeos y nacionales en evaluación de ensayos clínicos y de proyectos que impliquen el manejo de Big data.
INVESTIGACIÓN EN ATENCIÓN PRIMARIA
La investigación en atención primaria, a la que el consejero ha considerado "fundamental para la sanidad pública andaluza, porque es el nivel asistencial donde se resuelve más del 90% de los problemas de salud de la ciudadanía", cuenta con una convocatoria abierta y permanente de proyectos de investigación, específica y exclusiva para profesionales de atención primaria.
Desde su apertura en 2015, se han presentado a esta convocatoria 121 solicitudes y la Consejería de Salud ha destinado más de 375.000 euros a impulsar la investigación en atención primaria para la financiación de 17 proyectos.

El consejero de Salud, Aquilino Alonso, ha defendido este jueves en comisión parlamentaria la "equidad" en la investigación biomédica para que todos los pacientes accedan a terapias innovadoras. Junto a ello, y durante el balance realizado del sistema de I+D+i sanitario, el titular de Salud ha puesto en valor que Andalucía ha convertido el ámbito de la investigación en una línea de producción más del sistema sanitario que permite que los profesionales estén en la vanguardia de sus áreas de especialización e incorporen las últimas novedades y técnicas en su labor asistencial.

"Esto proporciona una rentabilidad al sistema sanitario, ya que al situarse la investigación y la innovación entre los objetivos de los profesionales asistenciales, se mejoran los resultados en salud y la excelencia de los profesionales", ha dicho.

El consejero ha destacado que el presupuesto total de 2017 destinado a investigación biomédica se ha incrementado un 17 por ciento (en 13 millones de euros) hasta alcanzar los 88,1 millones de euros, lo cual ha sido posible gracias a la mayor captación de fondos a través de ensayos clínicos o convocatorias competitivas. Además, ha señalado que, en dos años, el volumen de recursos dedicados a la investigación en Andalucía ha crecido más de un 30 por ciento.

Alonso ha resaltado que desde el Gobierno andaluz se considera que la inversión en investigación es la mejor manera de contribuir a la sostenibilidad de la sanidad pública y al crecimiento económico basado en el conocimiento. "En Andalucía, la I+D+i en salud está siendo motor de desarrollo integral, al facilitar la competitividad del tejido industrial, la creación de empleo mediante la generación de nuevos productos, tecnologías y servicios de alto valor añadido", ha asegurado.

El responsable sanitario ha puesto de relieve que el Sistema Sanitario Público de Andalucía es la primera entidad española en patentes en el sector salud y que se han realizado 827 registros de propiedad industrial e intelectual, además de 34 expedientes de knowhow.

Asimismo, se cuenta con 355 acuerdos de colaboración público-privada que han supuesto unos ingresos a los grupos de investigación del SSPA de 22,4 millones de euros y una inversión total desarrollo de tecnologías cercana a 100 millones; se han creado 22 empresas de base tecnológicas que han generado 33 empleos de alta cualificación; se han firmado un total de 122 acuerdos de licencia, que han supuesto unos ingresos por ventas de las tecnologías licenciadas de 14,27 millones de euros obtenidas por los 27 productos en comercialización actuales, así como lacreación de nuevos empleos, y la inversión por parte de la industria de casi 13,5 millones de euros, de los que más de 12,5 millones han sido para el desarrollo y 870.000 euros para la puesta en mercado de los productos, tecnologías o servicios licenciados.

El consejero ha resaltado que todas las convocatorias andaluzas son competitivas, y se evalúan tanto en la fase de selección como una vez finalizado el proyecto. Asimismo, todos los grupos de investigación, los centros y los institutos, deben trabajar bajo el mismo principio de excelencia. Para ello, cuatro institutos han sido acreditados y, en el acuerdo de gestión con las unidades de gestión clínica, se incluyenobjetivos evaluables de investigación.

BALANCE ESTRATEGIA I+I Y RETOS FUTUROS

Alonso ha ofrecido las principales conclusiones y resultados sobre la evaluación intermedia de la Estrategia I+i 2014-2018, realizada en 2017, destacando que la producción científica ha aumentado en un 20 por ciento desde el comienzo de la Estrategia. Asimismo, se ha producido un aumento de un 25 por ciento en el número de grupos en redes de investigación de excelencia, de modo que en 2016 fueron 70 los grupos en Retics y 45 los grupos en Ciber.

En paralelo, los proyectos internacionales han pasado de 20 a 37 y se ha incrementado el número de ensayos clínicos activos, hasta alcanzar 3.718 en 2016, con un 20 por ciento de ensayos independientes. Junto a ello, se ha mejorado la orientación de la investigación hacia problemas de salud prioritarios al tiempo que se ha aumentado el grado de cumplimiento de los objetivos de investigación del contrato programa.

Además, también hay que destacar el incremento en el número de investigadores de carrera y de personal técnico en las entidades de apoyo a la investigación de modo que actualmente se dispone de 250 investigadores y 145 intensificaciones. Alonso se ha referido a una estrategia de compra pública innovadora en la que se está trabajando y que permitirá afrontar la modernización del sistema de acuerdo a los retos que se plantean, como la medicina personalizada, la gestión masiva de los datos o el funcionamiento en red de todos los centros.

INVESTIGACIÓN EN RED

El titular de Salud ha afirmado que la investigación biomédica es "cada vez más una investigación en red", lo que se fomenta desde la Consejería con la participación en proyectos conjuntos y la colaboración en redes nacionales e internacionales. Esta investigación cooperativa produce un efecto multiplicador beneficioso porque "es tan importante lo que descubrimos como el saber lo que otros están descubriendo para mejorar la práctica clínica".

La sanidad pública andaluza cuenta con más de 200 grupos de investigación, de los que aproximadamente el 50 por ciento han sido incluidos en redes de calidad como Retics o Ciber. Además, se ha creado la red de fundaciones gestoras, que permite la gestión de todos estos recursos trabajando en red. En la convocatoria general de subvenciones para investigación biomédica de 2017, que cuenta con seis millones de euros, se ha dedicado 1,5 millones a proyectos de investigación colaborativos.

Además, el consejero ha querido destacar el área de investigación secundaria, que se basa en otras investigaciones y permite extraer y sintetizar de forma sistemática el conocimiento y las mejores evidencias científicas disponibles para saber qué prácticas, procedimientos o tecnologías sanitarias se deben incorporar a la práctica clínica.

El consejero se ha referido también a la importancia creciente de la investigación clínica en Andalucía, cuyo programa tiene por objetivo avanzar en este tipo de investigación en red, aumentando la participación en ensayos clínicos y con un registro de voluntarios para participar en los mismos.

Alonso ha resaltado la capacidad de la sanidad pública andaluza como espacio de investigación clínica, con cerca de 4.000 ensayos clínicos activos, y con infraestructura para los ensayos de fases I y II, los de mayor dificultad y valor añadido, que ya alcanza a cerca del 20 por ciento de los ensayos. Finalmente, ha resaltado que en 2017 se revisará la normativa de los Comités de Ética de la Investigación para adecuarlos a los cambios europeos y nacionales en evaluación de ensayos clínicos y de proyectos que impliquen el manejo de Big data.

INVESTIGACIÓN EN ATENCIÓN PRIMARIA

La investigación en atención primaria, a la que el consejero ha considerado "fundamental para la sanidad pública andaluza, porque es el nivel asistencial donde se resuelve más del 90% de los problemas de salud de la ciudadanía", cuenta con una convocatoria abierta y permanente de proyectos de investigación, específica y exclusiva para profesionales de atención primaria.

Desde su apertura en 2015, se han presentado a esta convocatoria 121 solicitudes y la Consejería de Salud ha destinado más de 375.000 euros a impulsar la investigación en atención primaria para la financiación de 17 proyectos.

ep





Envíe su Comentario
SU NOMBRE:
SU E-MAIL:
SU COMENTARIO:
LO MÁS LEÍDO
LO MÁS COMENTADO
Ver todos los Eventos
BUSCAR EN EVENTOS
Texto Libre:
Pais:
Provincia:
Buscar
FORMACIÓN: PRÓXIMAMENTE
Ver todos los Cursos y Masters
BUSCAR EN FORMACIÓN
Texto Libre:
Pais:
Provincia:
ÚLTIMOS COMENTARIOS PUBLICADOS
publicidad disponible contactar con marketing@ecoticias.com
noticias ambientales en america